29 de mayo de 2013 / 03:15 p.m.

La primera boda homosexual en Francia se realizará la tarde de hoy en la sureña Montpellier con la asistencia de 140 periodistas, 200 policías y retransmisión por el sitio electrónico del gobierno local, reportaron medios de prensa.

La transmisión web sustituirá a la que se ofrecería en las pantallas gigantes de la ciudad, pero no se repondrá el vino de honor organizado en una cancha deportiva para simbolizar el carácter militante y ciudadano del enlace, como quería Vincent, uno de los contrayentes.

La expectación sobre el primer enlace entre parejas del mismo sexo en Francia queda mostrado por los 140 periodistas que se han acreditado para cubrir el evento.

Los comunicadores comenzaron a ingresar al salón de actos municipal desde las 8:00 y hasta el medio día de este miércoles (6:00 a 10:00 GMT), a pesar de que la ceremonia está programada para las 17:30 horas (15:30 GMT), describió Le Figaro.

De acuerdo a las autoridades de Montpellier, la seguridad estará en manos de unos 100 policías, pero un escuadrón de gendarmería, integrado por 80 oficiales, se mantendrá en alerta por si es necesario.

El pasado domingo el ministro francés del Interior, Manuel Valls, advirtió a los oponentes del matrimonio entre personas del mismo sexo, que no toleraría ningún problema en los primeros enlaces de este tipo que se celebrarán en la semana en curso.

Los contrayentes son Bruno y Vincent, oriundos de Montpellier, y cuyas fotografías han sido ya publicadas en los medios franceses.

Bruno, de 30 años, tomará a Vincent, de 40, como esposo tras siete años de convivencia y por ello añadirá su apellido a su propio nombre, aunque no se descarta un cambio de última hora, de acuerdo a un arreglo de los contrayentes que desean que sea una sorpresa.

El enlace coronará un problemático recorrido legislativo que fue validado por el Tribunal Constitucional francés el pasado 18 de mayo, pero que no acallará la polémica social desatada y que el pasado domingo tuvo aún una multitudinaria expresión en las calles parisinas.

Notimex