21 de marzo de 2013 / 02:09 p.m.

El papa Francisco intercedió dos veces en 1976, al comienzo del régimen militar argentino, ante el entonces jefe de la Armada, el almirante Emilio Massera, por el secuestro de dos jesuitas, según un video publicado ayer sobre su testimonio en un juicio realizado en 2010.

“"Me reuní dos veces con el comandante de la Marina en ese momento, con Massera"”, aseguró Jorge Bergoglio hace tres años ante el tribunal de Buenos Aires, que juzgó los crímenes cometidos en la dictadura (1976-1983), en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), bajo la dirección de Massera.

"“Mire, Massera, yo quiero que aparezcan”", le comunicó Bergoglio, que entonces era el padre provincial de los jesuitas, en la segunda entrevista, de la que recordó en el juicio: “"Fue muy fea y duró menos de 10 minutos"”.

Esa entrevista ocurrió dos meses después de la primera cita, cuando, según Bergoglio, “"ya era casi seguro que (a los dos jesuitas) los tenían ellos (la Armada)”".

El Papa, que cuando testificó ante la justicia era cardenal primado, fue interrogado en el Arzobispado de Buenos Aires, no en la sala del juicio.

Antes de que los dos jesuitas, Orlando Yorio y Franz Jalics, fuesen secuestrados por el régimen militar en 1976, Bergoglio admitió haberse reunido "“con ellos dos y con todos los jesuitas que trabajaban en ese frente de opción por los pobres”" en barrios marginales de la capital argentina.

Aun así, negó haberles hecho reproches y señaló que tampoco notó “"nada especial que los acentuara respecto a los otros curas"”.

Durante el juicio por el secuestro de los dos sacerdotes una testigo, María Elena Funes, que realizaba tareas de alfabetización y evangelización en el mismo barrio que ellos, afirmó que Yorio, fallecido hace 13 años, le contó que el “jefe de la orden” les había quitado el permiso para ejercer en ese sitio “por razones ideológicas”.

Massera falleció antes de que finalizase el gran juicio por crímenes cometidos en la ESMA, que en octubre de 2011 condenó a cadena perpetua a once represores de la dictadura, entre ellos los ex marinos Jorge El Tigre Acosta y Ricardo Miguel Cavallo.

— EFE