28 de marzo de 2013 / 04:44 p.m.

El papa Francisco hizo su primera designación como obispo de Roma al nombrar el jueves al obispo de Santa Rosa, en Argentina, como su sucesor en el arzobispado de Buenos Aires.

El arzobispo Mario Poli fue obispo auxiliar en la capital argentina entre 2002 y 2008 mientras era arzobispo el ex cardenal Jorge Mario Bergoglio, hoy papa Francisco.

Poli, de 66 años y experimentado en obras sociales, causó sensación recientemente cuando reprimió públicamente a un sacerdote que había colgado en Facebook una felicitación en el cumpleaños del ex dictador argentino Jorge Videla.

Los medios de comunicación argentinos sostienen que Poli reúne las cualidades que como sacerdote busca Francisco, menos político y más pastoral.

La información oficial fue dada a conocer de forma simultánea en Roma y en Buenos Aires, donde el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, dio la noticia. La arquidiócesis de Buenos Aires, primada de Argentina, había quedado vacante el 13 de marzo cuando el cardenal Bergoglio fue elegido papa.

Poli fue ordenado sacerdote el 25 de noviembre de 1978 por el cardenal Juan Carlos Aramburu, arzobispo de Buenos Aires.

El religioso es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Católica Argentina y en Servicio Social por la estatal Universidad de Buenos Aires

En "Sobre el cielo y la tierra" de 2012, un libro basado en un diálogo entre Bergoglio y el rabino argentino Abraham Skorka sobre varios temas religiosos y sociales, el hoy papa dijo que "cada vez hay más seminaristas universitarios con título o con dos o tres años de carrera".

""Vemos que ya no es como antes, en el seminario entra gente más grande. Esta situación resulta mucho mejor, porque... conoces la vida real, los diferentes puntos de vista que hay sobre ella, los distintos enfoques científicos, el cosmopolitismo... es una forma de tener los pies en la tierra"", dijo en esa conversación el cardenal argentino.

AP