4 de septiembre de 2014 / 05:20 p.m.

Todo fue una fiesta. Después de 10 años y de comenzar su enésima gira "Me verás volver", Soda Stereo hizo una nueva presentación en el estadio River Plate de Núñez y una multitud vibró y se emocionó con sus temas más clásicos.

Y esto se dio justo pocos días después de que tanto jugadores como integrantes del cuerpo técnico del club "millonario" se quejaran abiertamente de las condiciones en que el trío que más se hizo esperar en la Argentina hiciera una serie de shows con un despliegue espectacular.

Tras el angustiante partido por la Copa Sudamericana ante Defensor Sporting de Uruguay tras el cual Ariel Ortega justificó "en esta cancha de mierda no se podía jugar", la polémica por los recitales no se detuvo y provocó un clima de gran tensión dentro del club, que en las últimas semanas había logrado algo de paz.

Tras más de dos horas de concierto y de repasar las canciones más populares, Soda Stereo hizo una breve, aunque ácida, referencia a la polémica desatada en torno a su presencia en el Monumental.

"AHORA VAMOS CON UNA MOVIDITA, ASÍ MARCAMOS MÁS EL CAMPO", gritó a los fans Gustavo Cerati, líder de la banda, en clara respuesta a las constantes quejas que se recibieron por parte de la gente de River, quienes alquilaron el campo de juego para los conciertos, siendo parte del millonario negocio de la vuelta de Soda.