3 de febrero de 2013 / 11:45 p.m.

Monterrey • En el ocaso de su carrera, en 1975 el futbolista brasileño Edson Arantes Do Nascimento llegó a Nueva York contratado por el equipo Cosmos. A pesar de que su retiro estaba próximo, Pelé seguía siendo un ídolo internacional que movilizaba multitudes. Su primer juego con dicho club fue televisado a 22 países.

En 1977, en Nueva York, Andy Warhol —quien por cierto había anticipado el poder de los medios de comunicación en el culto a las personalidades— buscó al campeón del mundo para retratarlo, como había hecho ya con Marilyn Monroe y John Lennon, e inmortalizarlo en su amplia galería de celebridades.

Las fotografías que Warhol hizo a Pelé, alg La exposición, conformada por 120 obras, con la curaduría de Patrick Charpenel y Mauricio Maillé, es prueba de la fascinación que el balompié ha despertado también en los artistas contemporáneos, la cual no se limita solo al campo literario, donde es bien conocido que destacados escritores han dedicado cientos de páginas a este deporte.

“"El futbol está en todas partes. Muchas ciudades, entre ellas la Ciudad de México, están maquilladas de futbol. No hay manera de escapar"”, menciona Charpenel. Sin embargo, esta actividad no había sido hasta ahora un tema frecuentado en los espacios culturales. El especialista asegura que se trata de la primera gran exposición en México que agrupa tal colección de piezas y que cuenta con una investigación “"seria y articulada"” sobre este fenómeno social, cultural y mediático.

Durante la investigación, ambos especialistas se sorprendieron al descubrir la enorme producción artística alrededor del futbol. Lograron conjuntar obras de más de 70 artistas modernos y contemporáneos, como Gabriel Orozco, Francys Alÿs o Jeff Koons, cuyas obras permiten dimensionar la poderosa influencia de este deporte.

La exposición está dividida en cuatro secciones: “"Ontología"”, “"Antropología"”, “"Geometría y Física"”, y “"Mercado y poder"”; destaca ésta, que aborda el fenómeno desde uno de sus ángulos más cuestionables: el futbol como negocio. Por otra parte, algunas piezas muestran, por ejemplo, a los estadios “"como templo de la cultura contemporánea"”, donde las nuevas tecnologías están presentes: fotografías intervenidas que brindan discursos diferentes, videoinstalaciones como México vs Brasil, de Miguel Calderón, que ofrece “"lo posible imposible"”: una goliza que la selección nacional propina a la brasileña en un ficticio partido con marcador de 17-0.

La exposición, dice Maillé, ofrece la posibilidad a los fanáticos del balompié de acercarse a sus ídolos de una manera diferente. El documental sobre Zinedine Zidane, A 21st. Century Portrait, realizado por Douglas Gordon y Phillipe Perreno, premiado en Cannes, revela al gran jugador francés durante momentos cruciales en la cancha de futbol en un partido que enfrentó al Real Madrid con el Villarreal. Maillé describe este trabajo fílmico como “"una reflexión interior sobre la identidad de una figura mundial"”.

Si es cierto, como escribió Albert Camus, que “"no hay un lugar de mayor felicidad humana que un estadio lleno de futbol"”, la muestra Arte y pasión es un reflejo de la dicha artística que regala, por ejemplo, la celebración de un gol.

La exposición permanecerá en el Marco hasta el próximo tres de marzo.

LAURA CORTÉS