redacción
7 de mayo de 2015 / 01:00 p.m.

Parece que no pasan los años en el técnico del Bayern Múnich, Josep Guardiola, al menos en su habilidad para dominar el balón.

Previo al enfrentamiento con el Barcelona, el entrenador español se lució en el entrenamiento en el Camp Nou, al hacer 50 toques con el esférico hasta aburrirse.

Aunque no estará en la cancha, el español espera que sus jugadores le hagan el milagro de remontarle al cuadro culé y avanzar a la gran final de la Champions League.