EFE
23 de diciembre de 2017 / 10:16 p.m.

La derrota sufrida en casa este sábado frente al Barcelona dejó al Real Madrid prácticamente fuera de la contienda por el título de La Liga, aunque en el vestuario mantienen el discurso de que mientras existan posibilidades matemáticas habrán de luchar, ya que eso exige un club como el Merengue.

"Para nada es imposible la Liga. Mientras exista posibilidad estaremos obligados a pelearla y lucharemos hasta el final. Se nos ha puesto un poco más complicada, somos realistas, pero hay que luchar hasta el final porque está en el ADN de este club", dijo Sergio Ramos.

"Todo el mundo sabe la repercusión que tiene un clásico y este pudo ser la guinda del pastel para un grandísimo 2017. Queríamos ganar los puntos para recortar distancias y porque a nivel anímico también nos vendría bien, pero no pudo ser", agregó el capitán del campeón vigente de España y Europa.

Cuestionado sobre si el equipo debe reforzarse en el mercado invernal, especialmente en la portería, SR4 abrió las puertas a los "mejores".

"Ese tipo de decisiones no las tomamos los jugadores. Nos pueden pedir o no opinión, pero el vestuario está orgulloso de Keylor y hoy nos ha salvado alguna vez. En el Madrid siempre tienen los mejores las puertas abiertas".

Como líder del vestuario, el también capitán de la Selección de España no quiso polemizar sobre la decisión de Zinedine Zidane de alinear como titular a Mateo Kovacic por delante de futbolistas como Isco y Gareth Bale.

"Cada uno tenemos encomendadas unas labores. Mateo ha hecho una buena primera parte y tras una lesión no está igual que en la Supercopa, pero ha hecho un partido impecable. En vez de señalar al compañero hay que respaldarse", dijo Ramos

"Los equipos los hace Zidane y con Isco buscamos unas cosas. Con él no podemos anular a Messi o marcar al hombre, pero ganamos otras cosas. La decisión es del entrenador", manifestó.

AM