rafael rivera
16 de junio de 2015 / 04:15 p.m.

Como parte de la segunda jornada de la Copa América, la selección mexicana enfrentó a Chile, en uno de los duelos más impactantes del torneo. En la cancha del estadio Nacional, los pupilos de Miguel Herrera empataron 3-3 ante el conjunto local, generando una gran reacción de los espectadores.

Este partido provocó la locura del público, al grado de que un aficionado chileno invadió la cancha, contagiado por el ambiente. Con el tercer tanto de los andinos, obra de Arturo Vidal, un seguidor ingresó al terreno de juego, para festejar al lado del mediocampista de la Juventus, antes del empate del representativo mexicano.