agencias | @mmdeportesmx
11 de febrero de 2017 / 08:13 p.m.

Un centenar de aficionados del Orlando Pirates saltaron al terreno de juego para agredir a los jugadores y al cuerpo técnico de su equipo, después de que el rival marcara su último gol en un partido que terminó 6-0 a favor del Mamelodi Sundowns.

Jugadores y cuerpo técnico -con el entrenador, el peruano Augusto Palacios, a la cabeza- reaccionaron a tiempo y lograron esconderse en los vestuarios del estadio Loftus Versfeld de Pretoria, donde el Sundowns recibía al Pirates.

Los aficionados del Pirates lanzaron vuvuzelas y botellas en dirección al túnel de vestuarios y algunos de ellos fueron agredidos por seguidores locales, que entraron en el campo para recriminar su comportamiento a los visitantes.

La Policía intervino de inmediato y dispersó a los alborotadores con granadas aturdidoras. Los servicios de emergencias debieron a atender sobre el césped a algunos heridos.

El partido continuó poco después y ambos equipos disputaron sin incidentes los diez minutos que quedaban.

El Orlando Pirates de Soweto (Johannesburgo) es uno de los equipos históricos de la competición sudafricana, en la que este año ocupa una decepcionante décima posición.

El Mamelodi Sundowns es quinto a dos puntos del líder, el SuperSport United, y ha disputado cuatro partidos menos que el United por su participación en la Liga de Campeones africana, de la que se proclamó campeón en octubre.