WILLIE GONZÁLEZ | ENVIADO SOCHI, RUSIA 
19 de junio de 2017 / 12:07 p.m.

Si este es el segundo equipo de Alemania, si estos son los suplentes o la futura generación de los teutones, tenga por seguro que tendremos una aplanadora en un par de años más. Los jóvenes dirigidos por Joachim Low son una máquina de correr, perseguir, apretar, robar, distribuir y terminar las jugadas en tiro a gol.

Estaba en en el estadio y no podía creer lo que observaba, parecia que en la cancha estuviera Lahm, Müller, Özil, Hummels o Khedira. La velocidad de este equipo de suplentes es una maravilla. La precisión para robar balones es sorprendente. Y el desdoble al ataque es aplastante.

Jugaron línea de 5 cuando estaban replegados. Leno en el arco, Hector carrilero izquierdo, Rüdiger central por izquierda, Mustafi de libero, Kimmich central derecho y Brandt carrilero por esa misma banda. Rudy como único cinco. Goretzka interior derecho, Draxler interior izquierdo. En punta Stindl y Werner.

Alemania tuvo para meter ocho goles en el primer tiempo. Sólo le alcanzó para dos. El primero fue un golazo por la fabricación de la jugada entre Kimmich, Goretzka y Stindl. Los australianos empataron por una de esas casualidades extrañas del futbol y un minuto después Draxler metió el penal para el dos a uno momentáneo.

Sobresliante Kimmich, un fuera de serie, lo que hace defensivamente es anormal y su extraordinario buen pie lo colocan en otro nivel. Alemania tuvo el 62% la pelota y disparó 12 veces a gol. México en todo el juego contra Portugal disparó 11 veces.

México vs Australia por Willie

Arrancando el segundo tiempo Kimmich filtró una pelota a Goretzka para marcar el 3 a 1.

En un tiro libre después de un rebote Australia puso el 2-3 por parte de Tomi Juric quien fue el mejor jugador de Australia. Partidazo.

Low modificó un poco el parado después del tercer gol a un 5-2-3.

Timo Werner entró de cambio por Wagner como nueve. Notable lo del joven Werner, rápido y muy fuerte, guarde ese nombre, trae el 11 en la espalda.

Entró al partido Emre Can y ocupó la posición de doble cinco junto a Rudy y el partido terminó con ida y vuelta. Con muy buen ritmo.

Los suplentes Alemanes lucieron. Lo hicieron muy bien en su debut en esta Copa Confederaciones. Julian Draxler fue el jugador del partido, que buen manejo de la pelota tiene el alemán.

Buen pie y un recorrido notable. Alemania terminó con 18 disparos a gol. Buen inicio, gran futuro.