NOTIMEX
2 de julio de 2016 / 05:23 p.m.

En dramática serie de penales, que tuvo que definirse en “muerte súbita”, la selección de futbol de Alemania venció 6-5 (global 7-6) a su similar de Italia, para así acceder a semifinales de la Eurocopa Francia 2016.

Simone Saza, Graziano Pellè, Leonardo Bonucci y Mateo Darmian fallaron sus respectivas oportunidades frente a Manuel Neuer, quien detuvo dos disparos para así darle el triunfo al vigente campeón del mundo. En tiempo reglamentario, Mesut Özil adelantó a los teutones, al minuto 65, pero Leonardo Bonucci, desde el manchón penal, logró la paridad, al 77.

Por primera vez en la historia, la “aplanadora” alemana fue capaz de salir adelante en un partido oficial ante Italia, pero el camino fue largo, dramático y agónico, ya que fue en los penales donde todo se definió, tras 120 minutos muy peleados, con más deseos que buen futbol.

Cerrado, con pocas ocasiones de gol fueron las características de este juego, en el que el balón estuvo del lado de Alemania, pero con poca claridad al frente, ante una Italia que nunca fue menos, que supo responder cada vez que era acosada por el rival.

En general fueron pocas las acciones de peligro en el primer tiempo, una por lado. La primera del equipo que dirige Joachim Löw, por parte de Mario Gómez, quien desperdició al mandar por encima un cabezazo que era para mucho más.

Stefano Sturaro respondió para los italianos al agregarse por derecha para tomar un centro desde el sector contrario y prender un disparo que Jerome Boateng tapó de manera milagrosa.

Fue hasta el segundo tiempo que el juego explotó y todo gracias a que el cero en la pizarra llegó a su fin mediante una gran jugada por izquierda de Thomas Muller, quien filtró a la llegada de Jonas Hector y este envió una diagonal retrasada para Özil, que de primera batió a Gianluigi Buffon, al minuto 65.

El actual campeón del mundo tuvo el partido, pero no lo supo liquidar, en parte también por una gran atajada de Buffon a disparo de Mario Gómez, y eso frente a un cuadro como el “azurro”, puede resultar muy peligroso.

Los italianos tomaron un segundo aire y con poco lograron el empate, gracias a un regalo de Boateng, quien con los brazos arriba cortó un balón peinado de Chiellini, para que se decretara la pena máxima que Leonardo Bonucci ejecutó de manera perfecta y así mandar al alargue.

En los tiempos extra nada pasó y tuvieron que ser los penales los que definieron que Alemania es el tercer semifinalista de la Euro 2016, fase en la que se verán las caras con el ganador del partido entre Francia e Islandia.

El arbitraje estuvo a cargo del húngaro Viktor Kassai, quien tuvo una buena labor. Amonestó a Stefano Sturaro (56), Mattia de Sciglio (57), Marco Parolo (59), Graziano Pellè (91) y Emanuele Giaccherini (103) por Italia. Mats Hummels (90) y Bastian Schweinsteiger (112) vieron cartón preventivo por los germanos.