agencias 
19 de octubre de 2015 / 05:41 p.m.

Muhammad Ali Kahn, defensa del Halmstad, equipo de la máxima categoría del fútbol sueco, ha recibido amenazas de muerte contra él y su familia tras marcar un gol en propia puerta que le supuso a su equipo el descenso.

El caso ha sido denunciado a la Policía, que ha ofrecido protección al jugador, según ha confirmado la directiva del club.

"Mohammed va de camino a un sitio donde se siente seguro. Para nosotros lo que importa es preguntarle qué podemos hacer por él", declaró hoy a la televisión pública SVT el presidente del Halmstad, Tony Karlsson, que calificó los hechos de "muy desafortunados".

Ali Kahn, sueco de 26 años y origen libanés, marcó ayer en el último minuto del descuento un tanto que envía a su equipo a la Superettan, segunda categoría, y que mantiene con vida en cambio al AIK en la lucha por el título de liga a falta de dos jornadas.

"Entiendo que la gente esté muy triste, pero mi límite llega hasta que se amenaza de muerte a mi familia", declaró al diario "Expressen" el jugador, quien denunció que varias personas lo han llamado para decirle que ni él ni sus allegados están seguros.

El zaguero había denunciado anoche los hechos en la red social Twitter, donde en las últimas horas ha recibido el apoyo de jugadores de otros equipos de fútbol de este país nórdico.

Muhammad Ali Kahn provocó el descenso del Halmstad de la primera división sueca.