ALEJANDRA GONZÁLEZ | @ALEGONZALEZG7
3 de febrero de 2017 / 04:53 p.m.

Antes de llegar a Tigres, Andy Delort se ausentó de los entrenamientos del Caen por un mes, pero en una entrevista para el Canal + Sport de Francia, quiso 'aclarar' que no lo hizo por forzar su salida para venir a los felinos, sino porque le detectaron un problema en el corazón. 

Al regresar de las vacaciones, antes de iniciar la temporada, el atacante acudió a las pruebas médicas y el doctor del equipo le dijo que el inconveniente que tenía era algo común en lo futbolistas, pero que corría el riesgo de que en algún momento le diera un ataque en el corazón en pleno juego. 

"Te diré lo que pasó en Caen, ya que es complicado para mí, para mi familia. Cuando regresé a Caen hago mi examen médico y el doctor me dijo que tengo un problema en el corazón, uno que muchos jugadores tienen, pero que sigue siendo peligroso, que puedo tener un ataque al corazón en pleno juego.

"Estuve llorando porque hablamos de cosas serias. También hablé con Xavier Gravelaine que también entró en pánico, llamé a mi agente, estaba temblando, y yo estaba llorando ... Fuimos a ver especialistas, los mejores de Francia, creo que hicimos todo lo que necesitábamos, y todo estaba bien.

No tuve ningún problema en particular. Nos trajeron los papeles diciendo que yo podría hacer mi trabajo en el fútbol profesional. No soy yo quien decidió no ir a entrenar, es algo que quería decir, no sucedió de esa manera", reveló el elemento del Toulouse.