cortesía la afición | @mmdeportesmx
29 de noviembre de 2016 / 06:09 p.m.

El pasado 23 de noviembre, Caio Júnior, director técnico del Chapecoense, lanzó una frase que se vuelve escalofriante: "Si hoy muriera, lo haría feliz". Cinco días después, él y gran parte de su equipo fallecieron en un accidente aéreo.

El miércoles pasado, el club brasileño obtuvo su pase a la Final de la Copa Sudamericana al eliminar al San Lorenzo de Argentina. "Si hoy muriera, lo haría feliz", dijo el entrenador del Chapecoense después de ese partido.

Anoche, el equipo, hinchas y periodistas abordaron un vuelo de la compañía boliviana Lamia para ir a Medellín, Colombia, donde mañana disputarían ante el Atlético Nacional el juego de ida de la Final del torneo sudamericano.

La aeronave se estrelló en Cerro Gordo, en territorio Colombiano. Murieron 75 personas, entre ellos el técnico Caio Júnior, cinco días después de que dijo la desafortunada frase.