EDUARDO TORRES | @EDUTORRESR
21 de junio de 2017 / 06:35 p.m.

Uno de los resultados de la rotación que hace Juan Carlos Osorio fue la titularidad de Jurgen Damm y Javier Aquino, los dos representantes del fútbol regio, específicamente los dos jugadores que tiene Tigres en la convocatoria para la Copa Confederaciones.

La primera mitad de México estaba siendo desastrosa, colectivamente se notaban perdidos y mal ubicados dentro del sector ofensivo y defensivo, cuando esto sucede hay que recurrir totalmente al pundonor de algunos cuantos y tratar de salvar las cosas, el que se puso en rol de todocampista fue Javier Aquino; ocupó carriles centrales del campo con conducciones de banda al centro, hizo recorridos muy largos que corrigen las carencias de Alanís.

En ataque tuvo mucho recorrido con y sin balón, el timing que tiene para driblar es el desequilibrio total del juego ofensivo. Él desordena a placer los planes de repliegue y genera atracción de defensores para que los centro delanteros tengan más espacios tanto para recibir como para definir dentro del área. Aquino es muy importante para los dos goles, sobre todo para el segundo donde interfiere directamente en el pase para gol.

Para Jürgen Damm el reclamo popular seguirá siendo el mismo: crea muy buenas jugadas pero la finalización sigue dejando dudas, sin que se discuta la jugada donde se quita a varios defensores y define de zurda para ponerla casi en las gradas será muy recordada, pero también hay que ver lo positivo: tuvo varios apoyos defensivos muy buenos, tanto con Araujo como con Márquez, desdobló y ponía buenos centros que no terminaban por ser del todo aprovechados.

Osorio confía plenamente en estos dos jugadores para dominar los carriles cuando se usa la línea de 3, extremos naturales que cada vez se hacen más largos para dominar con y sin balón, haciendo ancha la cancha y teniendo la profundidad y desborde necesario.

Ninguno de los dos desconocía esta posición y función, en Tigres ya han tenido juegos similares pero no de forma constante. Incluso si Ricardo Ferretti juega continuamente con línea de 3, y usa este par por fuera, podría dominar la liga en registros de transición y posicionales, volver a ser un equipo híbrido. ¿El Tuca lo considerará?

Frente a Rusia probablemente la historia sea otra y las rotaciones pongan marcadores de punta por fuera, como Salcedo o Layún. Pero hoy, Javier y Jürgen, demostraron poder tener oportunidad en el 11 base titular.

Coméntanos tus opiniones en twitter: @edutorresr