mmdeportes
2 de abril de 2015 / 01:47 a.m.

Un partido entre el Flamengo y el Vasco de Gama en el Maracaná. Un pleito entre dos jugadores, desató una batalla campal que terminó involucrando a todos los jugadores tratando de defender a sus compañeros.

Ante esta gran peleal que parecía no iba a tener fin, el árbitro tuvo que interponerse, expulsando a cuatro futbolistas, dos por bando.

El árbitro, no titubeo en sacar las cartulinas rojas, en tan sólo unos segundos y demostrar quien es la autoridad dentro del terreno de juego.