NOTIMEX
21 de junio de 2016 / 10:23 p.m.

La selección de Argentina venció esta noche por goleada de 4-0 a Estados Unidos y avanzó a la gran final de la Copa América Centenario 2016, en partido realizado en el NRG Stadium.

Por los argentinos anotaron Ezequiel Lavezzi, al minuto tres, Lionel Messi (32) y Gonzalo Higuaín en dos ocasiones (49 y 86). Argentina disputará el trofeo de la Copa América Centenario al ganador de la otra semifinal entre Colombia y Chile.

Argentina se colocó temprano 1-0 al minuto tres, por conducto de Ezequiel Lavezzi, quien remató con la cabeza dentro del área tras un servicio de Lionel Messi y dejó sin oportunidad al portero estadounidense Brad Guzan, quien dudó en la salida.

Los argentinos tuvieron otra aproximación en jugada individual de Messi, quien tomó el balón en tres cuartos de cancha, condujo con la marca de tres defensas y sacó disparo al arco que detuvo Guzan.

Argentina se colocó 2-0 al minuto 32, en tiro libre que cobró Lionel Messi con colocado disparo de pierna izquierda, que se incrustó en el ángulo superior del marco de Guzan, en un golazo del crack.

Para la parte complementaria, los sudamericanos adelantaron líneas en busca de más goles y logró el tercero al 49 de acción, en jugada dentro del área de Gonzalo Higuaín, quien remató a la salida del portero, el cual alcanzó a desviar, pero el rebote le cayó al propio “Pipita”, quien disparó al fondo de las redes.

Del lado albiceleste, Lavezzi abandonó el partido en camilla para ser atendido de un brazo, esto después de caerse por la banda al chocar con la valla publicitaria, al minuto 69.

Messi desaprovechó otra opción al 82, en disparo dentro del área que desvió Guzan a tiro de esquina.

Argentina logró el 4-0 final en error del defensa Steven Birnbaum en la salida, que dejó el balón a Messi entrando al área, pero este cedió servicio a la llegada de Higuaín, quien remató a las redes para conformar la goliza.

El arbitraje correspondió al paraguayo Enrique Cáceres. Amonestó, por los estadounidenses, a Chris Wondolowski, al minuto 30, único jugador con tarjeta amarilla en el encuentro.