agencias
30 de junio de 2015 / 08:33 p.m.

Argentina se desató al golear por 6-1 a Paraguay y se medirá en la final de la Copa América del 4 de julio con Chile gracias a una noche fantástica liderada por Lionel Messi y apuntalada con los goles de Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero, Javir Pastore, Marcos Rojo y el doblete de Ángel di María

Higuaín puso la puntilla a los 83 minutos, apenas tres después del tanto de Agüero.

Rojo puso en ventaja a la Albiceleste muy temprano (m.14) y Pastore amplió a los 27 pero, sin duda, el punto de inflexión estuvo en apenas seis minutos, los mismos que necesitó Di María para señalar el camino de la goleada a los 47 y 53.

Paraguay fue rival hasta el final del primer tiempo, cuando Lucas Barrios dejó el parcial en 2-1.

Messi fue asistente en tres tantos y con esta presentación monumental Argentina llegará el sábado a Santiago en busca de dos propósitos: alcanzar con 15 títulos a Uruguay, el líder del palmarés en la historia del torneo, y acabar con una sequía de 22 años sin dar la vuelta olímpica.

Javier Mascherano, Agüero y Messi, en riesgo de suspensión, hoy no vieron amarilla y podrán estar en la final.

A pesar de la clara superioridad, Argentina llegó a sentir inicialmente dificultades para desplegar su juego hasta que se abrió el camino a balón parado.

Una falta sobre Di María la botó Messi y el lateral zurdo Rojo aprovechó que ni Víctor 'Topo' Cáceres ni Pablo Aguilar cerraron bien y sumó de un zurdazo en el área pequeña.

Después de avisar en un remate a centro de Pablo Zabaleta, Pastore concretó en el minuto 27 a pase de Messi.

En el mismo minuto del gol, Paraguay perdió a su principal talento, Derlis González, lesionado tras un choque con Di María.

A Derlis, el artífice del triunfo en cuartos contra Brasil, le siguió la baja de Roque Santa Cruz. Por ellos, ingresaron dos argentinos nacionalizados: Raúl Bobadilla y Lucas Barrios.

Con el 2-0 de ventaja, Messi entró más en acción y merodeó el área rival buscando el tercero en dos faltas botadas demasiado alto

Barrios recortó distancias con un remate de pierna izquierda.

Ángel di María, cuestionado por su rendimiento en el torneo, sacó de dudas a los escépticos nada más iniciarse el segundo acto.

Pastore le vio entrar por el costado izquierdo y 'el Fideo' definió raso al palo zurdo de Justo Villar. Luego, Messi se adelantó a Víctor Cáceres, se quitó a dos defensores, que chocaron entre sí para intentar pararle, y asistió a Pastore. 'El Flaco' se la cedió a Di María, que hizo el cuarto.

Agüero aumentó la goleada en el 80. Messi abrió a Di María y éste se la puso al 'Kun' en la cabeza. Y la redondeó Higuaín en el 83.

En 90 minutos Argentina metió seis goles, dos más que los que había marcado en los otros cuatro partidos del torneo.