RAFAEL RIVERA
10 de agosto de 2015 / 04:13 p.m.

Pese a que no es una de las ligas más conocidas de Europa, el campeonato de Chipre paralizó al mundo del futbol, ante la reciente muerte del comentarista deportivo Rasim Alliyev. El periodista originario de Azerbaiyán fue asesinado por un grupo de desconocidos, debido a sus críticas hacia el delantero David Huseynov, quien milita en el Qabala de Chipre.

El periodista reprobó las recientes acciones de Huseynov, quien mostró una bandera turca en el reciente duelo de su equipo ante el Apollon Limasol. El hecho provocó una gran polémica, debido a que Turquía y Chipre son naciones con una complicada relación, debido a sus diferencias político-culturales.

Por medio de su cuenta de Facebook, Alliyev mostró su descontento por la acción de Huseynov, provocando la molestia de varios fanáticos en que apoyaron la reacción del atacante. El diario ibérico Marca dio a conocer estas diferencias, al igual que la golpiza que sufrió el periodista por un grupo de fanáticos hasta ahora desconocidos, al igual que las amenazas que recibió previamente por criticar al seleccionado azerbaiyano.