diego moreno
26 de marzo de 2015 / 04:33 a.m.

Mario Balotelli jugó unos minutos en el partido que perdió el Liverpool contra Manchester United, pero al momento de dirigirse al estacionamiento, el italiano se topó con algunos seguidores contrarios, en donde aprovecharon para insultar al atacante.

El ex jugador del Milan se molestó, saco su celular como si los estuviera grabando y aprovechó el momento para levantar el dedo de la "maldición".