AGENCIAS
24 de agosto de 2016 / 01:31 p.m.

El portero neerlandés Jasper Cillessen (27 años) jugará esta noche con el Ajax su último partido, con el que espera lograr la clasificación a la fase de grupos de la Liga de Campeones, y viajará mañana a Barcelona para culminar los últimos trámites y firmar por cinco años por la entidad azulgrana.

Así lo ha confirmado a Efe el FC Barcelona, que cuenta con que el jugador cierre esta noche su etapa en el Ajax, tras cinco temporadas, y viaje mañana a la Ciudad Condal para pasar la revisión médica y firmar el contrato, lo que permitirá que en Manchester se produzca la contratación del chileno Claudio Bravo, aún jugador azulgrana.

Bravo, tras dos temporadas siendo el titular en la Liga, y mostrándose un seguro de vida para los títulos que ha logrado el equipo de Luis Enrique, ha decidido cambiar de aires ante el vuelco que en el primer equipo se va a producir en la meta, ya que Luis Enrique le dará la titularidad al alemán Marc André Ter Stegen, quien ha gozado como titular en la Copa y en la Liga de Campeones, pero que ha visto la mayoría de partidos de la liga desde el banquillo.

Ante este nuevo panorama, el club no ha podido convencer a Bravo para un tercer año en el club catalán, tras recalar en el club procedente de la Real Sociedad, y ante el cambio en la portería ha aceptado el desafío de jugar en el Manchester City, donde el extécnico azulgrana Josep Guardiola le ha tendido un puente de plata, ya que la he ha dejado el camino libre hacia la titularidad tras prescindir del cancerbero titular y portero de la selección inglesa, Joe Hart.

La marcha de Bravo, que no se ha acabado de digerir en una parte del barcelonismo debido al elevado rendimiento del capitán de la selección chilena, significará la titularidad para Ter Stegen en la Liga, y supuestamente en la Liga de Campeones, lo que dejará para el nuevo meta holandés los partidos de la Copa del Rey.

De esta forma, el portero alemán tendrá casi todo el protagonismo en las grandes competiciones, relegando a su suplente a la Copa del Rey, competición que Ter Stegen ha jugado en los dos años anteriores, en los que ha acabado levantando el trofeo.

Claudio Bravo se va del Barcelona con un buen bagaje de títulos, pero sin haber jugado ni un solo minuto en la Liga de Campeones ni en la Copa.

Sí que jugó la temporada pasada un encuentro de la Supercopa de España y los dos choques del mundial de clubes.

En total, disputó 32 partidos de Liga y 35 en total en todo el curso, en los que encajó 23 tantos y dejó en 18 encuentros su meta a cero.

En su primer año en el Barça, hace dos temporadas, sólo jugó en la Liga (37 partidos), manteniéndose inactivo en la Copa y en la Liga de Campeones, precisamente una temporada en la que el equipo catalán, de la mano de Luis Enrique, firmó el segundo triplete de su historia.

Aquella 2014-15, Bravo tuvo mejores números aún en el torneo liguero, ya que jugando más partidos (37) encajó menos goles (19). Este curso, iniciado la semana pasada, Bravo fue el titular en el debut liguero azulgrana en el Camp Nou frente al Betis (6-2), y días atrás también fue el titular en los dos partidos de la Supercopa de España, en los que no encajó ni un solo tanto (0-3 y 2-0) ante el Sevilla