AGENCIAS
26 de marzo de 2015 / 03:16 a.m.

El delantero uruguayo Luis Suárez decantó el clásico del fútbol español a favor del Barcelona, que se impuso por 2-1 a un Real Madrid superior en la primera mitad, en la que malogró la ocasión de haber tomado una ventaja importante.

Este resultado permite al conjunto de Luis Enrique Martínez afianzar el liderato de la Liga española, con cuatro puntos de ventaja sobre el equipo del italiano Carlo Ancelotti, que llegaba como víctima propiciatoria pero que mostró una buena imagen sobre todo en esa primera parte.

En un duelo que comenzó con un remate al larguero de Cristiano Ronaldo (m.11), el francés Jeremy Mathieu adelantó al Barcelona a los 19 minutos, al rematar de cabeza un saque de falta del argentino Leo Messi.

El brasileño Neymar tuvo la puntilla a la media hora, pero no supo qué hacer ante Iker Casillas y justo después Cristiano Ronaldo, tras un precioso taconazo del francés Karim Benzema, puso las tablas.

El Real Madrid, al que se le anuló un tanto del galés Gareth Bale por fuera de juego de Cristiano Ronaldo, perdonó hasta el descanso y en el segundo periodo el uruguayo Luis Suárez devolvió la ventaja al cuadro azulgrana con una diana a los 56 minutos, con un disparo cruzado tras un perfecto control.

Tuvo ocasiones el equipo barcelonista para sentenciar y al menos igualar la diferencia particular (en la ida venció el cuadro blanco por 3-1), pero no las aprovechó e incluso el meta chileno Claudio Bravo evitó el empate en un disparo de Benzema, pese a que el Real Madrid, más desgastado, no tenía la continuidad en el buen juego de los primeros 45 minutos.

A falta de diez jornadas la diferencia, sin ser determinante, es ya importante. El Real Madrid queda sin margen de error ante el Barcelona.

El Sevilla consolidó la quinta plaza y se mantiene de paso en la lucha por entrar en la Liga de Campeones a costa del Villarreal, al que derrotó por tercera vez en once días (las dos anteriores en los octavos de la Liga Europa).

El cuadro de Unai Emery, que sigue a cuatro puntos del Atlético de Madrid, dispone ya de una ventaja de seis sobre el 'submarino amarillo', que gozó de ocasiones suficientes como para haber ganado, pero entre su falta de acierto, la mala fortuna y la actuación de Sergio Rico salió nuevamente derrotado.

Además, el equipo sevillista expuso su pegada y contundencia en ataque con dos dianas en el segundo periodo, la primera merced a un magnífico taconazo del luso Diogo Figueiras a Coke Andújar (m.50), y la segunda por medio de Víctor Machín 'Vitolo', que celebró su primera convocatoria para la selección española sentenciando el encuentro.

El Córdoba, colista, no pudo resistir la reacción de la Real Sociedad en Anoeta (3-1), donde jugó desde el minuto 6 en inferioridad numérica por la polémica expulsión del serbio Aleksandar Pantic. En el 80 incluso se quedó con nueve hombres tras ver la segunda amarilla Íñigo López y terminó con ocho al ver también la roja, en la prolongación Dani Pinillos.

Pese a ello, el equipo andaluz, en el que debutaba como técnico José Antonio Romero en sustitución del serbio Miroslav Djukic, llegó a adelantarse incluso en el marcador con un tanto a la salida de un córner del rumano Florin Andone (m.12) y tuvo ocasiones incluso para aumentar su ventaja.

Pero las intervenciones del joven argentino Gerónimo Rulli, convocado por Gerardo 'Tata' Martino para los próximos amistosos de la albiceleste en Estados Unidos, fueron clave para una Real Sociedad que igualó antes del descanso (m.33) con un magnífico testarazo de Imanol Agirretxe y que selló la victoria gracias al uruguayo Gonzalo 'Chory' Castro (m.75), justo después de que el meta del cuadro donostiarra salvara de nuevo los muebles.

Además, el mexicano Carlos Vela, gran referencia ofensiva del cuadro del escocés David Moyes, reapareció tras siete semanas de baja al ser operado de menisco después de lesionarse el 31 de enero en el Santiago Bernabéu.

El azteca sirvió en la prolongación el 3-1 al islandés Alfred Finnbogason (m.92), aunque aún hubo tiempo para que el colegiado expulsara a otro cordobesista, Dani Pinillos.

En el encuentro matinal del domingo, el Deportivo y el Espanyol firmaron tablas sin goles, resultado que sabe a muy poco al cuadro gallego, que necesitaba la victoria para escapar de la zona de peligro.

El Espanyol, en el regreso de Sergio González como entrenador al campo en el que jugó nueve temporadas, estuvo cerca de la victoria en la fase final del choque, pero el larguero y las paradas de Fabricio Agosto lo impidieron.