agencias | @mmdeportesmx
15 de febrero de 2017 / 03:55 p.m.

El Bayern goleó al Arsenal por 5-1 con lo que deja bastante encarrilado su pase a cuartos de final de la Liga de Campeones, mientras que el equipo londinense queda a expensas de lograr un milagro en el partido de vuelta.

Los dirigidos por Carlo Ancelotti sólo tuvieron una fase de vacilación, hacia el final del primer tiempo, pero no le pasó factura y al final lograron la goleada,

El Bayern tuvo una fase inicial de poco menos de media hora en la que fue claro dominador metiendo al Arsenal en su propia mitad, adueñándose del balón y del centro del campo y ganando las segundas pelotas.

Ese dominio se tradujo pronto en el gol de la ventaja, marcado por Arjen Robben con su típica jugada con un recorte hacia el centro desde la derecha y remate de zurda a puerta. Este vez el tiro se coló por la escuadra y el meta del Arsenal, el colombiano David Ospina, no tuvo posibilidad alguna de reaccionar.

En el 15', Robben lo volvió a intentar, otra vez con la misma fórmula, pero en la segunda ocasión su remate fue bajo y demasiado centrado y no fue problema alguno para Ospina.

El control del Bayern parecía completo cuando de pronto el Arsenal empezó a dar señales de vida, buscando ante todo la velocidad de Alexis Sánchez aprovechando que el Bayern jugaba con las líneas bastante adelantadas.

En uno de los intentos ofensivos la pelota terminó siendo desviada a saque de esquina. En el saque de esquina, al tratar de despejar la pelota, Robert Lewandowski cometió falta en el área contra Laurent Koscielny.

Alexis asumió el cobro y, aunque Manuel Neuer logró parar su disparo, el chileno ganó el rebote y marcó en segunda instancia, pese a que el área se había llenado ya de hombres del Bayern.

Era el minuto 30 y el partido pareció enredársele al Bayern. Los bávaros siguieron teniendo llegada, Lewandowski tuvo dos ocasiones de cabeza y otra la tuvo Mats Hummels, pero el Arsenal se había metido en el partido y empezó a ser también peligroso en ataque.

En el 40 el suizo Granit Xhaka tuvo una buena oportunidad y en el 45 Mesut Özil una enorme pero falló en el mano a mano ante Neuer.

Lo que al comienzo parecía un monólogo del Bayern amenazaba con convertirse en un partido parejo y el Arsenal salió en la segunda parte mucho más agresivo y con más voluntad ofensiva.

Sin embargo, en su primera llegada de la segunda parte, el Bayern volvió a irse en ventaja través de un cabezazo de Lewandowski, a centro de Philipp Lahm desde la derecha en el minuto 53.

Apenas tres minutos después llegó el tercero, con un remate dentro del área de Thiago, a gran pase de Lewandowski

Los dos goles llegaron en un momento en que la defensa del Arsenal estaba tratando de reorganizarse después de que Koscielny tuviera que ser sustituido por lesión.

Tras la salida de Koscielny la defensa del Arsenal empezó a hacer agua. Las ocasiones siguieron llegando. En el 62 Lewandowski y Robben estuvieron cerca, en el 63 Ospina reacciono con una buena parada a un cabezazo de Javi Martínez. Y el siguiente saque de esquina tras recoger un rebote, Thiago hizo el cuarto.

Ya en ese momento el partido estaba liquidado pero al Bayern le alcanzó para el quinto, que marcó Thomas Müller en el 88 tras una jugada que se inició con un robo de balón de Joshua Kimmich cerca del área contraria.