AGENCIAS
18 de julio de 2015 / 09:33 a.m.

El Bayern Múnich del técnico español Pep Guardiola endosó hoy una amplia derrota (4-1) al Valencia, en un encuentro amistoso en el que el equipo alemán ofreció un juego rápido y efectivo, mostrando más rodaje y calidad que su rival.

El Bayern jugó como en casa en el famoso estadio del Nido de Pekín, donde el público chino animó sin descanso a los alemanes con cánticos, banderas, camisetas y hasta un "tifo" de la escuadra bávara.

La primera parte transcurrió con el Bayern dominando, con Thiago y Alonso llevando la manija de un juego de posesión y pases rápidos, con penetraciones por las bandas de Lahm en la banda derecha y Costa por la izquierda.

Sin embargo, el Valencia se defendía con orden, presionando desde arriba, y sin que el equipo alemán creara muchas ocasiones, a la vez que no se amilanaba e intentaba salir rápido al contraataque.

Poco después de la temprana lesión de Gayá llegó el primer gol: Lahm penetró dentro del área y dio el pase de la muerte para que Mueller rematara a la red valencianista.

El tanto muniqués no cambió el panorama y el Valencia siguió insistiendo hasta que llegó el empate en centro desde la izquierda de De Paul que Rodrigo, libre de marca, remató cerca del segundo palo.

Barragán salvó el segundo anticipándose a un pase que llegaba a un Costa muy activo, quien también intentó sorprender a Yoel con dos disparos desde fuera del área que se marcharon fuera.

Cerca del descanso, una rápida contra llevada por Piatti por el centro culminó con un disparo desde la derecha de Santi Mina que Ulriech repelió con apuros.

En el minuto adicional del primer tiempo llegó la mala suerte para el Valencia con el segundo tanto alemán, casi calcado del primero: Lahm penetró desde la derecha, esta vez basculando hacia el centro, desde donde dejó un pase franco a Mueller para que rematara a gol.

La segunda parte comenzó con el mismo guión: posesión de los bávaros en busca de las bandas con los valencianistas buscando la contra y ejerciendo presión arriba cuando les era posible.

En el minuto 6, Piatti se quedaba solo ante Starke (que había entrado tras el descanso) pero la jugada fue invalidada en un dudoso fuera de juego.

Pero poco después llegó el tercer tanto alemán, obra de Thiago que recibió en el área un pase de Costa raso desde la izquierda.

El Valencia no se rindió y muy poco después Feghouli creó peligro en el área alemana, despejado por la defensa, y siguió generando contras que no acertó a materializar a causa de la atenta defensa teutona.

Sin embargo, fue el Bayern el que volvió a golpear, con un pase largo para Lewandowski. El polaco se hizo un hueco suficiente ante su marcador para disparar al palo largo y encontrar la red.

Lewandowski, muy rápido, siguió poniendo en apuros a la defensa valencianista, mientras que en el otro lado un disparo de Feghouli, desviado por un defensa, fue rechazado con problemas por el meta alemán, prácticamente la ocasión más clara del Valencia en toda la segunda parte.

Jaume, que salió en los últimos minutos por Joel, tuvo ocasión de hacer una buena intervención a cabezazo de Lewandowski a la salida de un córner.

Los minutos finales siguieron igual, con el Bayern realizando aperturas para la rápida penetración desde las bandas o al desmarque de Lewandowski, mientras que el Valencia, más afectado que los alemanes por el carrusel de cambios, seguía intentándolo de forma infructuosa y sin generar mucho peligro.

Ficha

1 - Valencia CF: Yoel (Jaume, 82); Barragán (Mustafi, 47), Vezo (Ayala, 82), Enzo (Bakkali, 57), Orban; Parejo (Alcácer, 57), Fuego, De Paul (Feghouli, 47), Gayá (Piatti, 10); Rodrigo (Carbonell, 57), Santi Mina (Negredo, 47).

4 - Bayern Múnich: Ulreich (Starke, 47; Rafinha, Benatia, Alaba, Bernat; Alonso (57, Kimmich), Thiago (Gaudino, 70), Costa (Kurt, 70), Lahm (82, Steinhart); Rode (57, Hojbjerg), Mueller (57, Lewandowski).

Goles: 0-1, Mueller (15). 1-1, Rodrigo (26). 1-2, Mueller (46). 1-3, Thiago (55). 1-4, Lewandowski (69).

Árbitro: Wang Qi (CN). Sin amonestaciones.

Incidencias: Algo menos de media entrada en el estadio del Nido de Pekín (unos 30.000 espectadores). Público abrumadoramente a favor del Bayern.