EFE
29 de abril de 2017 / 03:20 p.m.

El Bayern se coronó este sábado otra vez campeón alemán en medio de una discusión sobre un posible cambio de ciclo en el club bávaro donde se espera que en la próxima temporada empiece una gran renovación en la plantilla.

El título sirve de consuelo en un mes en el que el Bayern sufrió dos duros golpes, con la eliminación de la Liga de Campeones ante el Real Madrid y la eliminación de la Copa de Alemania ante el Borussia Dortmund.

Esas dos derrotas generaron ya una discusión sobre lo que le hace falta al Bayern que a comienzos de esta temporada se había limitado a hacer dos fichajes que fueron el central Mats Hummels, clave en el equipo, y el centrocampista portugués Renato Sanches, que ha tenido un papel completamente marginal.

Para la próxima temporada muchos esperan que los bávaros se muevan mas en mercado de fichajes. De momento, sólo se conocen dos llegadas, las del central Niklas Sule y el centrocampista Sebastian Rudy.

Los dos son jugadores que pueden tener un papel pero ningún de los dos prometen representar el salto cualitativo en el equipo que muchos reclaman; algo así como lo que ocurrió con la llegada de Arjen Robben en el 2009.

A la larga, de lo que se trata es de volver a ganar la Liga de Campeones que se consiguió por última vez en 2013.

En todo caso, Ancelotti ha dicho que no habrá una revolución propiamente dicha sino cambios puntuales sobre los que se empezará sin duda a hablar ahora, con la Bundesliga ya sentenciada.

Las retiradas de Philipp Lahm y Xabi Alonso dejan las posiciones de dos titulares habituales por cubrir.