EFE
17 de diciembre de 2016 / 04:45 p.m.

El Benfica venció este sábado por 0-1 al Estoril en un sufrido duelo para los "encarnados", que consiguen afianzar su liderato gracias a un penalti ejecutado por el mexicano Raúl Jiménez y quedan a cuatro puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el Oporto de Iker Casillas.

Los de Rui Vitória acudieron al campo del Estoril con la moral alta tras clasificarse a cuartos de la Copa de Portugal este miércoles y con un objetivo claro, ampliar la distancia con sus rivales por el título, el Oporto y el Sporting de Portugal.

Pero el Estoril, undécimo en la tabla, se convirtió en una sólida muralla defensiva que impidió todo intento del Benfica durante gran parte del encuentro, en el que mostró dificultades para llevar a buen término jugadas completas de ataque.

El estado de tensión contenida se rompió en minuto 61, cuando el mexicano Raúl Jiménez marcó el penalti pitado contra el jugador del Estoril Ailton, quien tocó con la mano la pelota en la jugada anterior.

El partido adquirió entonces velocidad y los "encarnados" se dispusieron a aprovecharlo con la entrada del griego Mitroglou en el minuto 69, en tanto que el Estoril comenzó a llegar al área del rival, un terreno que no pisaba desde que comenzó la segunda parte.

La entrada en el minuto 79 del brasileño Jonas, de vuelta tras cuatro meses ausente por lesión, arrancó una ovación a los aficionados, que volvieron a verle emparejado con Mitroglou, una combinación letal en la pasada temporada, aunque en esta ocasión no consiguió variar el marcador.

Con este resultado, el Benfica se mantiene líder con 35 puntos, seguido del Oporto, con 31, y el Sporting de Portugal, que juega este domingo contra el Braga, está en tercera posición con 27 puntos.