AGENCIAS
15 de julio de 2015 / 11:56 a.m.

El Benfica divulgó a través de las redes sociales un mensaje de apoyo a Pablo Aimar, antigua estrella del club durante cinco temporadas (2008-2013) y que hoy confirmó su retirada a los 35 años por problemas físicos.

"Las Leyendas nunca nos abandonan. Serás siempre uno de los nuestros", publicó el conjunto "encarnado" tras conocerse que el mediapunta dejará el fútbol profesional.

Aimar es todavía hoy un jugador muy querido por la afición del Benfica, equipo con el que consiguió una Liga Portuguesa y cuatro Copas de la Liga.

El antiguo número 10 de los lisboetas jugó un total de 170 partidos oficiales en los que marcó 17 goles, pero su importancia fue más allá de su rendimiento en el terreno de juego.

Tanto directivos como aficionados le rindieron pleitesía durante los cinco años que pasó en el equipo, pese a que su peso en el once de las "águilas" fue cayendo gradualmente, hasta que en 2013 puso rumbo al fútbol malayo.

La trascendencia de Aimar está relacionada con su estilo de juego, pero también con la ilusión que despertó con su llegada, cuando varios equipos se disputaban su fichaje en 2008.

El internacional argentino comenzó su carrera en River Plate en 1997, año en el que disputó su primer encuentro con la primera plantilla y con el que marcó 22 goles en 87 partidos.

En 2001 fichó por el Valencia, donde jugó seis temporadas sumando a su palmarés dos Ligas y una UEFA, ahora conocida como Europa League.

En el conjunto 'Ché' acumuló un total de 214 encuentros oficiales y que marcó 34 goles antes de fichar por el Zaragoza, equipo en el que militó durante dos temporadas.

En 2008 se incorporó al Benfica y defendió sus colores hasta que en 2013 se marchó a Malasia, concretamente al Johor FC, en el que jugó ocho partidos y marcó dos goles en dos temporadas.

En 2015, River Plate anunció su regreso, pero los problemas físicos que arrastra desde que fichó por el club argentino provocaron que Pablo Aimar anunciase hoy su retirada del fútbol profesional.