agencias
5 de junio de 2015 / 12:36 a.m.

El Benfica confirmó que ha roto todas las negociaciones de renovación del contrato del técnico Jorge Jesús después de que la prensa avanzara que fichará por el Sporting de Lisboa y reconoció conversaciones sobre posibles sustitutos.

"En función de las noticias aparecidas ayer y hoy sobre un posible compromiso con otra SAD de nuestro actual entrenador (...), fueron cerradas todas las negociaciones relativas a una eventual renovación del contrato que termina el 30 de junio de 2015", informó el club "encarnado" en un comunicado enviado al mercado.

El Benfica reconoce además que ha iniciado "conversaciones preliminares" sobre posibles candidatos a ocupar su banquillo la próxima temporada, entre los que se encontraría el actual técnico del Vitória de Guimarães, Rui Vitória, según medios lusos.

Toda la prensa generalista y deportiva portuguesa sacó en portada la noticia de que Jorge Jesús cambiará durante las próximas tres temporadas el banquillo de las "águilas" por el del Sporting de Lisboa, un contrato que contemplaría un salario bruto de 6 millones de euros anuales.

Aunque la contratación de Jesús todavía no es oficial, el Sporting de Lisboa ya comunicó la rescisión del contrato del que fue su entrenador este año, el portugués Marco Silva, por "despido procedente".

El cambio de banquillos de Jesús causó una gran polémica en Portugal debido a la rivalidad que enfrenta a los dos equipos más importantes de la capital lusa.

Bajo el mando de Jesús, de 60 años, el Benfica se proclamó esta temporada campeón de la Liga por trigésimo cuarta vez en su historia y de la Copa de Liga, un trofeo menor.

Jesús, representado por Jorge Mendes, ocupa el cargo de técnico del Benfica desde 2009, período en el que consiguió un total de diez títulos, convirtiéndose así en el entrenador más laureado del equipo "encarnado" junto con el brasileño Otto Glória.

Con él en el banquillo, las "Águilas" ganaron tres ligas, una Copa de Portugal, cinco Copas de la Liga y una Supercopa.

Jesús hizo brillar a buena parte de los jugadores que más sobresalieron en el club en los últimos años, que posteriormente se vendieron a clubes mayores, generando ingresos para el Benfica cercanos a los 250 millones de euros.

En esa lista figuran nombres como Enzo Pérez, Ángel Di María, Fábio Coentrao, David Luiz, Nemanja Matic, Javi García o Axel Witsel, entre otros.