ap
14 de junio de 2015 / 01:09 p.m.

El funcionario a cargo de fiscalizar las próximas elecciones presidenciales de la FIFA le recordó a Joseph Blatter que debe cumplir con su intención de renunciar.

Domenico Scala, a cargo de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento de la FIFA, advirtió que un cambio en la cúpula de la FIFA es esencial dentro de las reformas abarcadores que la organización rectora del fútbol mundial a raíz del escándalo de corrupción que ha remecido sus cimientos.

La contundente reacción de Scala se dio al trascender la versión del diario suizo Schweiz am Sonntag —que citó fuentes anónimas— de que Blatter contemplaría seguir en la presidencia tras recibir adhesiones de África y Asia.

La FIFA no formuló declaraciones con respecto al reporte del diario suizo. Blatter anunció el 2 de junio —apenas cuatro días después de ganar un quinto mandato— que dejaría el cargo tras la elección de un sucesor, proceso que debería concretarse entre diciembre y febrero.

Blatter, de 79 años de edad, he hecho promesas para luego dar marcha atrás. Un ejemplo se dio en 2011, cuando dijo que se alejaría en 2015.

"Para mí, las reformas son el elemento central", dijo Scala, en un comunicado. "Pienso que es indispensable cumplir con el proceso de cambio de liderazgo que se puso en marcha".

El comité ejecutivo de la FIFA tiene previsto reunirse en Zúrich el 20 de julio para establecer la fecha de las elecciones. Además, legisladores de los 28 países miembros del Parlamento Europeo aprobaron la semana pasada una resolución en la que exigieron que Blatter renuncie ahora mismo y que la FIFA nombre a un presidente interino.

Scala se encargó del proceso electoral el mismo 2 de junio tras el abrupto anuncio de Blatter sobre su dimitir. Scala dijo entonces que se precisaba de un enorme esfuerzo para que la FIFA "recupere su credibilidad" y mencionó que fijar límites en los mandatos era una de las medidas que se debían poner en vigor.

Por medio de su cuenta de Twitter y publicaciones internas de la FIFA, Blatter se ha identificado como un líder de las reformas.

Blatter recurrió a su columna en la revista semanal de la FIFA para elogiar la respuesta de la organización a la peor crisis que ha sufrido en 111 años. Lo hizo el jueves pasado, día que su director de comunicaciones, Walter De Gregorio, renunció inesperadamente.

"El hecho que nuestra organización sigue funcionando normalmente y que le ofrece al fútbol un pilar firme en este momento de crisis me hace sentir más orgulloso", escribió Blatter.

Consultada el domingo, si Blatter puede refutar categóricamente que quiera seguir en el cargo, la FIFA replicó: "Les referimos a los comentarios del presidente Blatter del 2 junio. La FIFA no tiene más nada que decir".