mmdeportes
22 de abril de 2015 / 09:21 p.m.

El mediocampista del Impact de Montreal, Andrés Romero, sufrió una de las mayores vergüenzas de su vida, y es que durante el partido ante América en la Final de Ida de la Concachampions no pudo controlar un balón y fue a parar el césped del estadio Azteca.

Pese a esta jugada el futbolista argentino continuó disputando el encuentro y dando su mejor desempeño para ayudar a su equipo y hacer olvidar el 'oso' de su carrera.