RAFAEL RIVERA
11 de julio de 2015 / 02:34 p.m.


Con su victoria ante su similar de Japón, la selección de Estados Unidos conquistó la séptima edición del mundial femenil, causando un gran impacto entre el publico norteamericano. En Canadá 2015, el cuadro de las ‘Barras y las Estrellas’ obtuvo su tercera corona mundial, la primera desde 1999.

Además de representar la consagración de una generación encabezada por Alex Morgan y Hope Solo, el triunfo despertó un gran interés entre los estadounidenses, debía que cuatro años antes habían perdido la final de este torneo, ante las japonesas. A raíz de su éxito, diversas personalidades han mostrado su admiración por el equipo, siendo la más reciente la cantante Taylor Swift.

Durante su más reciente concierto en Nueva Jersey, la intérprete de Blanck Space y Love Story sorprendió a sus seguidores, al invitar al escenario a las jugadoras. Durante el show, que forma parte del 1989 Tour, los fanáticos de la música y el balompié se unieron, para explotar de la emoción.