CORTESÍA LA AFICIÓN
19 de febrero de 2017 / 11:25 a.m.

Luego del empate a uno entre el Hertha Berlín y el Bayern Munich, Carlo Ancelotti, entrenador de los Bávaros, hizo una seña obscena a algunos aficionados rivales.

El italiano le mostró el dedo medio a un grupo de fanáticos locales que se dieron cita en el Olympiastadion, asegurando que la reacción se debió a que un hincha lo escupió.