agencias
11 de junio de 2015 / 06:49 p.m.

La Copa América de Chile empezará con el duelo entre el anfitrión, que busca el primer título de su historia, y Ecuador, que da los primeros pasos bajo la batuta del técnico Gustavo Quinteros y llega al torneo con bajas sensibles pero sin renunciar a nada.

El Estadio Nacional de Santiago se vestirá de gala para el primer partido del torneo de selecciones más antiguo del mundo, que enfrentará a dos de las tres selecciones sudamericanas que no lo han ganado en ninguna de las 43 ediciones que se han disputado hasta el momento.

Venezuela es la tercera.

Para Chile, saldar esta deuda de casi un siglo se ha convertido en un imperativo, máxime tras haber rozado el objetivo en las finales de 1955, 1956, 1979 y 1987; mientras que Ecuador encara el reto sin tanta presión, aunque necesita maquillar sus nefastos números en la Copa América, donde no gana un partido desde 2001.

El equipo que dirige el argentino Jorge Sampaoli es prácticamente el mismo que cayó eliminado hace un año en el Mundial de Brasil en octavos de final ante el conjunto anfitrión, un tropiezo que aún escuece.

Por eso, aunque los jugadores traten de sacudirse la presión, las expectativas son altas con un grupo de futbolistas que, pese a los elogios y loas, no ha logrado aún ninguna gesta para el recuerdo.

Las principales figuras chilenas, como el arquero Claudio Bravo, el centrocampista Arturo Vidal y el delantero Alexis Sánchez, llegan al debut frente a Ecuador con pocos entrenamientos con la Roja pero a toda máquina tras una larga temporada con sus clubes.

Sampaoli ha dado pocas pistas de la alineación del debut y ha barajado varias alternativas, pero todo parece indicar que apostará por el mismo once con el que empezó el último Mundial, un 4-3-3 con Jorge Valdivia de 'falso' nueve y Alexis Sánchez y Eduardo Vargas en punta.

David Pizarro, del Fiorentina italiano, aparecía con opciones de ocupar el puesto de Díaz en la medular tras su buena actuación en el amistoso de la semana pasada contra El Salvador, pero Sampaoli se inclinará seguramente por el jugador del Hamburgo, uno de sus fijos pese a que ha jugado muy poco con el conjunto alemán.

A lo largo de la semana el seleccionador también evaluó alinear al polivalente Jean Beausejour en el extremo izquierdo en reemplazo de Vargas.

Ecuador, en tanto, arriba a la Copa América mermado por las lesiones de algunos de sus mejores jugadores, como el volante Antonio Valencia, del Manchester United inglés, o el ariete Felipe Caicedo, del Espanyol de la liga española.

El técnico argentino nacionalizado boliviano Gustavo Quinteros se hizo cargo del equipo en marzo pasado y aún trata de imprimirle su sello a la selección ecuatoriana.

A pesar de las bajas, Ecuador cuenta con varios futbolistas con experiencia mundialista y tiene dinamita en la delantera con Enner Valencia y Miller Bolaños.

Valencia, del West Ham inglés, dio un susto esta semana por culpa de un golpe en una pierna que le impidió entrenar el lunes, mientras que el también delantero Jaime Ayoví quedó descartado por problemas musculares.

Más allá de lo que suceda cuando el balón comience a rodar mañana, las estadísticas previas son claramente favorables a Chile, que ha superado a Ecuador en once de las trece ocasiones en que se han enfrentado en la Copa América.

Ecuador, además, ha logrado solamente un triunfo en sus últimas cinco participaciones en el torneo. La última victoria fue un 4-0 a Venezuela en la Copa América de Colombia en 2001.