AGENCIAS
26 de abril de 2016 / 04:01 p.m.

Manchester City y Real Madrid no se hicieron daño y no pasaron este martes del empate (0-0) en la ida de semifinales de la Liga de Campeones, en un partido con más nombre que fútbol y en el que el guardameta Joe Hart se erigió como el salvador de los locales con tres paradas de mérito.

Fue superior el City en la primera media hora, más profundo y aprovechando los problemas en la salida de balón de unos erráticos Casemiro, Toni Kroos y Luka Modric.

Al filo de los 30 minutos llegó el único disparo a puerta de la soporífera primera mitad, obra de Bale, que arrancó desde la izquierda y se fue centrando hasta sacar un lanzamiento que tocó en un defensa y llegó manso a las manos de Joe Hart.

A los locales, hasta entonces los dueños del esférico, se les complicó el encuentro cuando, en el minuto 40, David Silva, el futbolista que juega y hace jugar al City, se retiró cojeando tras sufrir una lesión en el muslo derecho.

La segunda mitad, sin Benzema, que dejó su sitio en el once a Jesé Rodríguez, comenzó con la primera ocasión de peligro del City: Agüero encaró a la defensa y soltó un disparo que se marchó muy alto.

Respondió poco después el Madrid con un remate de cabeza de Sergio Ramos que atrapó Hart, salvador de los suyos en unos segundos 45 minutos excelsos del guardameta inglés.

Noqueados los 'citizens', vieron cómo primero el larguero tras un testarazo de Jesé y más tarde Hart, que salvó un remate a bocajarro desde el área pequeña de Pepe, evitaron que los visitantes se adelantaran en el marcador.

Pese a los acelerones de ambos equipos en los instantes finales, incluido un disparo en el minuto 93 de De Bruyne que mandó a saque de esquina Keylor Navas, el marcador no se movió y Manchester City y Real Madrid se jugarán la próxima semana en el Santiago Bernabeú, con la interrogante de la presencia de Cristiano, el pase a la final de Milán.