AGENCIAS
29 de marzo de 2016 / 10:34 p.m.

Colombia clasificó este martes al torneo de fútbol masculino de los Juegos Olímpicos Rio de Janeiro-2016 al vencer 2-1 a Estados Unidos en Frisco (Texas), en partido de vuelta por el último cupo a la cita de verano.

El delantero Roger Martínez se convirtió en el héroe de los cafeteros al anotar un doblete (30 y 64 minutos) para la victoria del combinado Sub-23 orientado por Carlos Restrepo. La anotación de los estadounidenses fue por autogol del defensor Deiver Machado en el 58.

Esta es la primera participación del fútbol masculino de Colombia en unos Juegos Olímpicos desde Barcelona-1992, algo que lograron las mujeres en Londres-2012 y ahora para Rio-2016.

Colombia se llevó el cupo del repechaje luego de terminar empatado 1-1 el partido de ida jugado el viernes pasado en la caribeña Barranquilla.

Estados Unidos se vio desdibujado en la primera mitad, sin orden en su medio campo y erráticas salidas, además de una defensa porosa y tardía en llegar a la marca, lo que mantuvo bien ocupado al arquero Ethan Horvath.

Colombia pudo haber abierto el marcador muy temprano, pero las oportunas intervenciones de Horvath salvaron la valla del Tio Sam, hasta que en el minuto 30 Roger Martínez remató con un puntazo un disparo desde fuera del área de Harold Preciado, para encajar la pelota en un ángulo.

Con esa anotación, y el partido controlado, parecía que Colombia tenía el boleto olímpico en la mano, pero las cosas cambiaron después del descanso, cuando el técnico de Estados Unidos Andreas Herzog ingresó a la cancha a Jerome Kiesewetter, para muchos el mejor jugador de los locales.

El mediocampista de VfB Stuttgart de la Bundesliga le dio cierto orden al cuadro norteamericano, y la ofensiva comenzó a fluir con más rapidez.

Fue precisamente en uno de esos contraataques cuando Kiesewetter sacó el centro potente y amenazador que Deiver Machado mandó a propia puerta en un despeje de cabeza mal ejecutado.

La jugada tomó al arquero colombiano Cristian Bonilla algo adelantado, y pese a su esfuerzo, la bola le rebasó por encima de su cabeza para anidar al fondo de su cabaña.

En el 64, Roger Martínez, el habilidoso delantero del Racing de Argentina, volvió a aparecer con una bonita jugada en el área, cuando luego de controlar el balón de espaldas se giró y fusiló a mansalva a Horvath para el 2-1 que definía el pase de Colombia a Rio-2016.

De ahí en más el partido se tornó ríspido, hasta el 77, cuando el árbitro Ravshan Irmatov expulsó al estadounidense Luis Gil, con su segunda tarjeta amarilla en apenas 10 minutos que estuvo en la cancha.

Gil, mediocampista del Querétaro mexicano, había ingresado en sustitución de un agotado Desevio Payne.

Con superioridad en el campo, Colombia se dedicó a controlar el partido y a torear las infructuosas embestidas de un Estados Unidos frustrado y fuera del ciclo olímpico por segunda ocasión consecutiva.