ap | @mmdeportesmx
5 de diciembre de 2016 / 11:58 a.m.

La Conmebol declaró campeón de la Copa Sudamericana al equipo brasileño Chapecoense y otorgó el premio "Centenario Conmebol Fair Play" al Atlético Nacional de Medellín.

A través de un comunicado, el organismo continental indicó que las decisiones fueron adoptadas por el su consejo de dirigentes.

Ambos equipos se enfrentarían en la final del torneo, pero el 28 de noviembre el avión de la compañía LaMia que transportaba al club brasileño se estrelló en las cercanías del aeropuerto de Medellín. En el accidente fallecieron 71 personas y sólo seis sobrevivieron.

Conmebol señaló que el 30 de noviembre recibió una carta del Atlético Nacional "invitando a entregar el titulo de la Copa Sudamericana a la Asociación Chapecoense como laurel honorífico".

El gesto representa "un homenaje póstumo a las víctimas del fatal accidente que enluta nuestro deporte", de acuerdo con el documento.

El informe agregó que el título de campeón del Chapecoense será acompañado "por las prerrogativas deportivas y económicas que ello conlleva", es decir, recibirá un premio de dos millones de dólares.

La institución matriz del fútbol continental elogió al Atlético Nacional porque "con su actitud ha promovido el fútbol en Sudamérica en un espíritu de paz, comprensión y juego limpio en la búsqueda de que los valores deportivos prevalezcan siempre sobre los intereses comerciales".

Finalmente, la Conmebol subrayó que su consejo "ha decidido por única vez otorgar al Atlético Nacional el premio Centenario Conmebol Fair Play consistente en la suma de un millón de dólares".

El avión que transportaba al equipo de Chapecó se estrelló contra una montaña cerca de Medellín. Perecieron 71 de los 77 pasajeros, incluidos 19 futbolistas. Tres permanecen hospitalizados en cuidados intensivos.

El ministro de Obras Públicas de Bolivia, Milton Claros, informó que las autoridades bolivianas auditarán a la aerolínea LaMia e investigarán las relaciones comerciales entre la firma y los equipos de fútbol tras el accidente.

LaMia, una empresa de ex militares de la Fuerza Aérea de Bolivia para vuelos chárter, sólo contaba con un avión con certificación para volar y otros dos con placas venezolanas que no estaban certificados. Por ello, el gobierno boliviano hará la auditoria.