CORTESÍA ALAIN ARENAS | LA AFICIÓN
28 de junio de 2015 / 04:15 p.m.

El fracaso de la selección mexicana en la Copa América no solo fue aceptado por Miguel Herrera, además, la misma página del certamen que organiza como CONMEBOL ubicaron al Tri como uno de los peores seleccionados que actuaron en la fase de grupos en faltas, precisión de pases y posesión de balón.

De acuerdo a la misma página de la Copa, el combinado azteca fue el segundo representativo más indisciplinado en cuanto a faltas cometidas se refiere tomando en cuenta los tres partidos de la fase de grupos. El cuadro alternativo que comandó el Piojo Herrera hizo 56 faltas en la primera fase del torneo, donde solo Bolivia superó al representativo mexicano con 71 infracciones; además, el cuadro tricolor sufrió cinco amonestaciones y una expulsión, ésta, la del timonel nacional en el encuentro contra Ecuador por reclamos al cuerpo arbitral.

El entendimiento del terreno de juego tampoco fue el idóneo. La oncena mexicana también se ubicó como el segundo peor en cuanto a precisión de pases se refiere, ya que acumuló el 67.46% de pases realizados adecuadamente. Llama la atención que México tuvo un peor porcentaje que Jamaica, quien perdió sus tres encuentros. De nueva cuenta, el Tri solo superó al seleccionado boliviano en este rubro.

La posesión del balón tampoco fue su fuerte. El cuadro dirigido por Miguel Herrera tuvo el 44.18% de la tenencia de la pelota, para colocarse como el octavo de los doce seleccionados que participaron en la primera fase. Es decir, durante la participación del cuadro mexicano en el torneo, menos de la mitad del tiempo de juego estuvo sin la posesión de la pelota.

La última línea también fue destacada, pero de forma negativa. El organismo sudamericano explica que el aparato en donde participaron Adrián Aldrete, Efraín Velarde, Hugo Ayala, Julio César Domínguez, Gerardo Flores y el portero Jesús Corona, fue la tercera peor defensiva, debido a que permitió cinco tantos. Solo los ecuatorianos y, de nueva cuenta, los bolivianos fueron más endebles en ese sentido, al permitir seis y siete dianas, respectivamente.

Más que Argentina

A pesar de que el Tri fue catalogado estadísticamente como uno de los peores representativos que participó en Chile 2015, pudo superar al cuadro albiceleste en cuanto a recuperación de balón se refiere. La oncena azteca tuvo 138 recuperaciones que lo colocaron en séptimo lugar, mientras que el equipo que dirige Gerardo Martino acumuló 130, para posicionarse un escalón abajo del conjunto nacional.

Chuy, lo rescatable

Si bien el cuadro azteca fue la tercera peor defensiva de la fase de grupos, pudo ser peor sin la figura de Jesús Corona. El arquero de la selección alternativa del Tri fue reconocido como el segundo mejor cancerbero de la primera ronda, al apuntarse nueve atajadas; el guardameta del Cruz Azul superó a Sergio Romero de Argentina, Justo Villar de Paraguay, David Ospina de Colombia y Jefferson de Brasil, entre otros guardavallas.