RAFAEL RIVERA
5 de agosto de 2015 / 02:48 p.m.


Previo a la final de la Copa Libertadores ante Tigres, el entrenador Marcelo Gallardo se encargó de caldear el ambiente, al mostrarse desafiante por su suspensión. Durante una reciente rueda de prensa, el ‘Muñeco’ habló sobre su suspensión, la cual le impedirá entablar contacto con sus jugadores antes y después del partido disputado en el estadio Monumental.

Con miras al duelo, Gallardo aseguró que planeaba darle la charla técnica a sus pupilos en los vestidores antes de arrancar el partido, lo cual es una violación a su suspensión, según los estatus de la CONMEBOL. Ante esta situación, la Confederación Sudamericana tomaría medidas drásticas.
Según el portal pampero TN, la CONMEBOL pondría un observador especial, el cual vigilaría la puerta principal del vestidor del River Plate, para evitar el acceso de Gallardo.