CORTESÍA LA AFICIÓN
8 de julio de 2017 / 05:22 p.m.

Jermain Defoe no le dijo adiós a su amigo Bradley Lowery, solo un hasta pronto, palabras del futbolista del Bournemouth para un pequeño que falleció a causa del cáncer.

"Adiós, mi amigo, te extrañaré muchísimo. Me siento bendecido porque Dios te trajo a mi vida y tuve momentos asombrosos contigo. Estoy agradecido. Nunca olvidaré la forma en la que me miraste cuando nos conocimos, el genuino amor en esos lindos ojos. Es realmente difícil encontrar las palabras para expresar lo que significas para mí. La manera en la que decías mi nombre, tus sonrisas. Nunca sabrás la diferencia que causaste en mí como persona. Dios te tiene en sus brazos y yo siempre te llevaré en mi corazón. Duerme profundamente, pequeño. Mi mejor amigo".