rafael rivera
15 de junio de 2015 / 09:39 p.m.

Marcado por el dinamismo de ambas escuadras, la segunda jornada de la Copa América 2015 presentó el choque entre las selecciones de México y Chile, en el estadio Nacional. Pese a los esfuerzos de ambas escuadras, el partido culminó con un empate 3-3, con el cual los chilenos llegaron a cuatro puntos, mientras que los pupilos de Miguel Herrera llegaron a dos unidades.

Además del potencial de ambas escuadras, el juego fue marcado por el juego rudo, destacando el delantero chileno Mauricio Pinilla. En la parte final del juego, el atacante Atalanta de Italia conectó una fuerte patada al mediocampista Javier Güemez, el cual había realizado una barrida previamente.