notimex
10 de julio de 2015 / 10:24 p.m.

Aunque otra vez sufrió de más, la selección de Estados Unidos logró superar a su similar de Haití y amarró su pase a la siguiente ronda de la Copa Oro, al ganar 1-0 en partido que cerró la fecha dos del Grupo A.

En encuentro disputado en el Gillette Stadium, la solitaria anotación que le dio el triunfo al cuadro estadounidense, fue, otra vez, de Clint Dempsey en el minuto 46, con lo que amarró el liderato del sector.

El triunfo le permitió al conjunto anfitrión asegurar la cima del grupo y el pase a la siguiente ronda con seis unidades, seguido por Panamá con dos unidades, mientras Honduras y Haití tienen un punto, a una fecha de concluir la fase de grupos.

Con algunos cambios en su alineación inicial respecto del partido contra Honduras, el cuadro estadounidense se vio acosado por el rival haitiano, que por momentos estuvo mejor parado en la cancha e hizo un mayor esfuerzo.

Aunque tuvo algunas llegadas sobre el marco defendido por Brad Guzmán, el representativo caribeño solo tuvo un aviso de peligro y fue y un disparo de Mechak Jerome, quien en un tiro libre puso el balón en el travesaño, en el minuto 10.

Solamente 35 minutos aguantaron los haitianos el esfuerzo de hacer un futbol que gustara a la tribuna, incluso con algunas jugadas de fantasía, pero poco a poco el rival estadounidense devolvió las aguas a su nivel y cerró el partido sobre el marco de Johnny Placide.

Y tan fue así que, en el minuto 46, los dirigidos por el germano Jurgen Klinsmann lograron tomar ventaja en el marcador, cuando, en jugada por izquierda, Gyasi Zardes sirvió retrasado a la llegada de Dempsey, quien con la derecha hizo el 1-0.

A pesar de tener el marcador a su favor, el cuadro de las barras y las estrellas se complicó el encuentro, toda vez que el cuadro que dirige el galo Marc Collat se fue con todo al frente por la igualada y tuvo llegada que no supo terminar en gol.

Sin embargo, el futbol frío y calculador del once norteamericano logró imponerse y aunque sufrió los embates del rival caribeño supo aguantarlo, no sin antes pasar algunos apuros, que logró controlar para salir con el partido en la bolsa.

Al final, los dos equipos tuvieron sus oportunidades de anotar pero la falta de picardía de los haitianos les impidió concretar las que tuvieron, mientras a los estadounidenses la oportuna reacción de la zaga haitiana les quitó las opciones que crearon.

Regular el trabajo del silbante costarricense Ricardo Montero, quien no fue parejo en las tarjetas y le anuló un gol legítimo a Estados Unidos, pero amonestó a Jean Alexandre, Wilde Guerrier y Duckens Nazon, por Haití.