EFE
29 de abril de 2016 / 11:11 a.m.

Un total de 267 personas, en su mayoría hinchas del club argentino Boca Juniors, fueron arrestadas tras los incidentes violentos ocurridos cuando se dirigían a bordo de cuatro autobuses a ver el partido contra Cerro Porteño celebrado anoche en Asunción, correspondiente a octavos de la Copa Libertadores.

Los detenidos, entre los que se encuentran los ocho choferes de los autobuses, son de nacionalidad argentina, informó hoy a Efe el comisario Vidal Achúcarro, de la Comisaria Segunda Metropolitana, quien añadió que también hay un boliviano en el grupo.

Tanto los vehículos como los arrestados permanecen en la sede de la Fuerza de Operaciones Especiales (FOPE), en la capital paraguaya, y hoy serán llamados a declarar ante la Fiscalía, explicó la fuente.

El convoy fue conducido a esas dependencias anoche, y por la misma escolta policial que le acompañaba al Defensores del Chaco, el estadio donde se desarrolló el encuentro, tras haber entrado a Paraguay por la ciudad argentina de Clorinda.

El trasladado a la sede de la FOPE se produjo tras registrarse una serie de hechos de violencia en el barrio asunceno de San Felipe, donde presuntamente los autobuses se detuvieron tras divisar a una persona con una camiseta de Cerro Porteño.

Posteriormente, algunos de esos hinchas tuvieron un comportamiento violento con vecinos de esa zona, donde viven familias desplazadas por las inundaciones del pasado diciembre.

De acuerdo con el comisario, hubo denuncias de que algunos hinchas allanaron varias de esas viviendas, precarias edificaciones de madera y chapa construidas tras las inundaciones.

"Fue todo muy rápido e inesperado y todavía no sabemos cuál fue el detonante", dijo Achúcarro.

El comisario agregó que en el interior de los autobuses se encontraron restos de marihuana, cocaína, bebidas alcohólicas y "objetos contundentes".