DIEGO MORENO | @diego_puyol
30 de septiembre de 2016 / 09:39 a.m.

Un partido de la cuarta división de Chile entre General Velásquez y Estación Central, dio de que hablar por un pésimo acto cometido por el portero local.

Después de un choque, el arquero de casa pateó apropósito la cabeza a su rival provocando una fractura en el cráneo.

"Me voy a parar y me pega un cortito en los testículos, en el derecho. Ahí reaccioné de la peor manera, sin medir las consecuencias, como nunca me había pasado antes", mencionó el guardameta.

Abarca confesó que le pidió disculpas al atacante por Whatsapp, incluso reveló que tuvo que pasar la noche en una comisaría.

"Me quitaron los cordones, el cinturón, la billetera, el anillo, todo. En la pieza había una banca y una cama de fierro, con un colchón bastante usado", finalizó.

Por otra parte el delantero no guardó rencor por lo sucedido: “Ya pasó, son cosas del futbol”.