notimex
26 de marzo de 2015 / 01:51 a.m.

Inmersos en escenarios distintos, pero con el mismo objetivo en mente, Real Madrid y Barcelona disputarán una edición más del "clásico" con motivo de la fecha 28 de la Liga de España.

El cuadro "merengue", con el delantero mexicano Javier "Chicharito" Hernández en sus filas, se meterá al Camp Nou para tratar de poner fin, de una vez por todas, a los señalamientos que apuntan a una crisis que los envolvió este 2015.

La temporada anterior, los madridistas se cansaron de levantar trofeos y de establecer algunas marcas, producto de su abrumadora cuota goleadora, muy distinto al irregular paso que acumulan en estos tres primeros meses del año.

Si bien sigue en la pelea por este campeonato y accedió a cuartos de final de Champions League, el Madrid juega con más dudas que certezas, pues permitieron que los propios "culés" les arrebataran la cima de la clasificación general.

Sin olvidar que fueron eliminados de la Copa del Rey, donde eran monarcas defensores, y con muchos apuros superaron su serie contra el Schalke alemán para continuar rumbo a la revalidación de la "Orejona".

La luz al final de este túnel, en el que los mismos " vikingos" se han metido, es cortesía de la extraordinaria recuperación del croata Luka Modric, quien reapareció con ritmo y el alto nivel que lo distingue, dando la impresión de que jamás sufrió una delicada lesión.

Así pues, con uno de sus directores de orquesta de vuelta, los dirigidos por el italiano Carlo Ancelotti apelarán a su orgullo y a su poderosa plantilla para lograr su cometido de destronar a una escuadra catalana que ya perdió hace un mes, en casa, frente al Málaga.

El club "blaugrana" arribará a esta cita, que genera gran expectativa alrededor del mundo, ya con el boleto en el bolsillo para el duelo decisivo en el certamen de "Su Majestad" y también con su nombre inscrito en la ronda de los mejores ocho en Champions.

Cabe decir que los pupilos de Luis Enrique Martínez se instalaron con tranquilidad en esta instancia, tras dominar al Manchester City de Inglaterra, además de que recuperaron la punta de la tabla hace apenas un par de semanas.

Por si fuera poco, la ofensiva del Barça está más que enchufada, liderados por el argentino Lionel Messi y sus 32 goles en lo que va de la campaña; el brasileño Neymar, quien ostenta 17 dianas; y el uruguayo Luis Suárez, con siete festejos.

Aunado a todo lo que está de por medio, los catalanes añoran venganza por lo ocurrido en la jornada nueve, en el Santiago Bernabéu, cuando sus acérrimos rivales les propinaron un inobjetable 3-1, en cotejo que significó el fin de 13 partidos seguidos sin perder en Liga.

Los locales llegarán con cosecha de 65 unidades y un contundente +62 en su saldo de goleo, pero a falta de 11 compromisos para que acabe esta temporada, la ventaja sobre Real Madrid es de solamente un punto, aunque por el diferencial madridista (+53), también poseen este criterio a su favor.