AGENCIAS
4 de diciembre de 2015 / 01:03 p.m.

Real Madrid fue descalificado el viernes de la Copa del Rey por la federación española tras utilizar a un jugador suspendido en su partido de apertura.

En una declaración, la federación dijo que Madrid había utilizado "una alineación impropia" en el partido contra Cádiz y que la serie de dos partidos fue decidida "en favor de Cádiz".

Madrid disputó los hechos expresados en las conclusiones de la federación y dijo el viernes por la noche que presentaría "una apelación apropiada".

El técnico del Madrid Rafa Benítez incluyó a Denis Cheryshev en su once titular para el duelo del miércoles y el jugador ruso de 24 años anotó el primero gol en la victoria de 3-1, antes de ser remplazado en la segunda mitad.

Cheryshev llevaba una suspensión de un partido por acumulación de tarjetas amarillas y el juez Francisco Rubio decidió el viernes que Madrid debe ser eliminado del resto de la Copa.

Madrid fue multado además 6.000 euros (6.518 dólares). El club puede apelar la decisión y el presidente Florentino Pérez dijo el viernes que exploraría todas las opciones para tratar de restaurar al Real a la competencia.

El jueves, Pérez había dicho que la sanción no era aplicable porque a Cheryshev no se le había notificado personalmente de la suspensión, que viene de cuando el jugador estaba en préstamo con Villarreal, y que tampoco se había informado al club madridista.

Pero el caso es otro asunto embarazoso para el club y Benítez, que ya estaba bajo presiones tras una desmoralizadora derrota de 4-0 ante el archirrival Barcelona en la Liga.

En su fallo, Rubio dijo que Cheryshev había sido notificado en persona de la suspensión y que la notificación fue registrada en la licencia del jugador. Señaló además que la medida había sido publicada por la federación y que eso es todo lo requerido.

En su declaración, Madrid dijo que la federación no había notificado a Cheryshev en persona y que esa era la única forma en que la sanción pudiera haberse vuelto efectiva.

Sin embargo, el fallo de la federación dijo que "no hay dudas de que el jugador fue notificado en persona y que la imposición de una suspensión por un partido derivada de la acumulación de tarjetas amarillas fue publicada".

Cádiz dijo en una declaración que "lamenta lo sucedido" con el Real Madrid y que "entiende" la de defensa de los merengues para proteger sus derechos.

"El Cádiz no puede más que lamentar lo sucedido. En ningún momento este club ha querido ser protagonista de la eliminatoria de Copa del Rey", dijo la declaración, que agrega que el club acata la decisión de la federación.

El presidente de la Liga española, Javier Tebas, dijo que siente que la eliminación del Real de la copa pudiera parecer algo excesiva, pero que "debemos obedecer las reglas".