RAFAEL RIVERA - @RAFADATOS
5 de octubre de 2015 / 07:57 p.m.


Producto del juego rudo, el futbolista amateur inglés Nathaniel Kerr sufrió uno de los mayores golpes de su carrera, al ser condenado a prisión por lesionar a un rival, lo cual dio a conocer el Daily Mail.

En agosto del 2014, en un partido entre los clubes Emigration FC y AFC Gold del circuito de semiprofesional, Kerr lesionó a Stuart Parsons. Con sólo dos minutos en la cancha, Parsons recibió una brutal falta de su rival, el cual le dislocó el tobillo, fracturando el mismo en dos partes.

Debido al daño, Kerr presentó una demanda en la Corte de Justicia de Manchester, la cual llevó a comparecer a ambas partes al igual que al árbitro encargado del partido. “Nunca había visto algo similar en un campo de juego” expresó el silbante, mientras que Parsons detalló las consecuencias de la lesión al asegurar que “tuve que aprender a caminar otra vez”.