mmdeportes
26 de marzo de 2015 / 05:14 a.m.

Después de que Luis Suárez marcara el gol con el que Barcelona derrotara al Real Madrid, el entrenador de porteros, Villiam Vecchi, mostró su enfado con el guardameta, Iker Casillas, por no poder detener el disparo del charrúa.

Al minuto 55, Dani Alves envió un trazo largo para Suárez quien tuvo un estupendo control del balón y definió ante Iker Casillas, que intento detener el disparo con el pie, lo cual ocasiono el enfado de Vecchi, quien desde la banca se preguntaba ¿por qué no saco la mano?, haciendo gestos de evidente molestia y frustración.

Desde que Vecchi llegó al Real Madrid de la mano de Carlo Ancelotti, nunca le ha brindado la confianza total a Casillas quien la temporada pasada fue suplente de Diego López, en gran medida a la recomendación del entrenador de porteros.