notimex | @mmdeportesmx
1 de febrero de 2017 / 05:36 p.m.

Gorbachov, Kremlin, vodka, Karpin, grande, gloria e historia, son algunas palabras utilizadas para definir Rusia, por parte de los entrenadores que van a dirigir a las selecciones en la Copa FIFA Confederaciones 2017.

La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) hizo un ejercicio y pidió a los estrategas describir a Rusia en una sola palabra y este miércoles difundió sus respuestas en un vídeo.

Stanislav Cherchesov, quien es el entrenador anfitrión expresó: “Bien. Esto es Rusia, un país grande y glorioso”, mientras que el alemán Joachim Low, quien dirige al representativo de su país, expuso que “el actual seleccionador ruso Stanislav Cherchesov le conozco bastante bien”.

El argentino Juan Antonio Pizzi, quien estará con el campeón de América, Chile, sintetizó al pronunciar “Gorbachov, Kremlin, vodka y Karpin”.

Juan Carlos Osorio, el colombiano que tiene en sus manos el futuro del equipo de México, respondió en primera instancia que es “comportamientos muy rígidos. Objetivo-sueño o viceversa sueño-objetivo” y luego describió: “la gloria. Historia”.

La descripción de Fernando Santos, el portugués que comandará al equipo de su país, simplemente dijo “espectacular”, en tanto, Anthony Hudson, el inglés que dirige al equipo de Nueva Zelanda, y el australiano Ange Postecoglou, que estará con el representativo de su país, coincidieron en que es “grande”.

A Mijail Gorbachov se le recuerda como el último presidente de la desintegrada Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), puesto al que renunció el 25 de diciembre de 1991 para evitar una guerra civil. Un año antes recibió el Premio Nobel de la Paz.

El Kremlin es el conjunto de cuatro palacios que fue la residencia de Zares, actualmente es el principal museo de Rusia y en una parte es lugar de trabajo del presidente, y por su historia y arquitectura es uno de los lugares más emblemáticos.

El vodka es la bebida tradicional de los rusos y Valeri Karpin fue futbolista ruso que participó en dos mundiales, posteriormente adquirió la nacionalidad de Estonia y se desempeña actualmente como entrenador de clubes.