notimex
7 de julio de 2015 / 10:42 p.m.

De la mano de Clint Dempsey, la selección de Estados Unidos logró su primer triunfo de la Copa Oro al vencer 2-1 a su similar de Honduras, en juego que cerró la primera fecha del Grupo A disputado en el estadio local.

Las anotaciones que le dieron el primer triunfo del torneo al equipo estadunidense fueron de Clint Dempsey en dos ocasiones, en los minutos 24 y 64, mientras que por el cuadro hondureño Carlos Discua acortó distancias en el 69.

De esta manera, el campeón defensor del certamen sumó también sus primeras tres unidades para encabezar el sector, seguido por Panamá y Haití con una, mientras que en el fondo está Honduras que no sumó.

Como lo había anunciado previo a su debut el técnico colombiano Jorge Luis Pinto, el equipo “catracho” no salió a jugar atrás sino encaró a su rival sin complejos y lo atacó desde el silbatazo inicial.

Apenas a los dos minutos de juego el cuadro centroamericano ya había puesto a prueba al arquero Brad Guzmán cuando por derecha Anthony Lozano ingresó al área enemiga y sacó disparo que el primero rechazó con apuros.

La presión hondureña fue constante pero le faltó terminar las llegadas que tuvo por los costados y el centro, mientras que su rival no se acomodaba en la cancha por ese acoso que le impedía salir jugando y crear peligro ante la meta de Donis Escober.

Sin embargo, Estados Unidos hizo el 1-0 de manera circunstancial, pues en un tiro de esquina y tras una serie de rebotes, Dempsey remató con la cabeza y anotó ante la desesperación de la defensiva rival y la molestia del técnico del conjunto catracho, en el minuto 24.

Luego de haber caído en un bache de juego brusco de los dos equipos, el encuentro mejoró un poco y las fuerzas se nivelaron sin que hubiera un claro dominador, lo que propició que las emociones en las porterías disminuyeran.

Fue del lado estadunidense donde se decidieron a abrir el juego de nueva cuenta y en el minuto 64 hizo el 2-0 en jugada de táctica fija, en la que Dempsey sacó ventaja al estar sin marca en el área enemiga y con la cabeza hacer el segundo de la noche para su cuenta.

Sin embargo, la escuadra centroamericana respondió y se lanzó al frente para acortar distancias en el minuto 69 con el tanto del recién ingresado Carlos Discua en jugada personal por derecha para darle esperanza a su escuadra de ir por el empate.

El final del encuentro se jugó al filo de la butaca con un equipo hondureño volcado al frente en búsqueda del tanto de la igualada y un conjunto estadunidense que aguantó.

El trabajo del silbante mexicano César Arturo Ramos fue bueno y amonestó a John Brooks por Estados Unidos, así como a Johnny Palacios del lado de Honduras.