23 de julio de 2013 / 05:50 p.m.

¿Cuántas veces ha escuchado este verano la frase: estoy aburrido mamá?, seguramente más de una vez y siempre acompañada de una cara triste y esperando que usted como padre haga algo para poder resolver ese gran problema.

Encontrar soluciones a este problema y hacer que ese aburrimiento se convierta en diversión no siempre es fácil, pone a prueba nuestra imaginación ya que nuestra experiencia no puede ayudarnos ya que los niños de ahora son muy diferentes a lo que fuimos cuando niños.

Así entonces ¿qué hacer con tanto tiempo libre? Y esa es la respuesta que buscarnos y que como padres estamos obligados a responder.

Primero que nada recuerda que las vacaciones, son eso vacaciones lo cual da idea de hacer flexible los horarios de los niños. Sea la hora de dormir, de comer o de jugar. Es decir permite que se levanten o duerman un poco más tarde, aclarándoles que esto es porque son vacaciones.

Deben sentir que no están haciendo lo mismo, que están rompiendo rutinas, y obviamente mientras su salud no esté en juego o no perturbe las actividades del siguiente día.

Realicen actividades al aire libre, como ir a una plaza a correr, jugar futbol o incluso patinar  o andar en bicicleta. Las vacaciones son periodos propicios para inculcarles prácticas de deportes, aparte de desarrollar habilidades motoras, favorece en cada pequeño su autoestima, ya que los logros obtenidos en el deporte se ve capaz de ser reconocido.

Por otro lado, niños diagnosticados con “hiperactividad” o agresividad” encuentran un buen medio para expresar sus impulsos, canalizarlos, reorientarlos y enfocar su atención y concentración.

Organice reuniones con sus amigos, deje un espacio determinado para el encuentro de ellos. Prepare juegos de mesa, limonadas, entremeses, lonches, y algo de música. Si son más pequeños, juegos y comida como hamburguesas bastarán.

Ya que de pasar tiempo en casa hablamos, bien podemos aprovechar el tiempo que pasen con nosotros para enseñarles actividades donde fomentemos valores como responsabilidad, orden, limpieza, disciplina, etc. ¿cómo? Pues dele tareas del hogar como por ejemplo ayudarle a preparar comidas, acomodar la mesa, tender su cama, limpiar el jardín, acomodar ropa, hacerse cargo de su mascota, cuidar plantas de cuidado especial etc. aparte tiempo para estar con sus hijos, hagan cosas unidos desde un postre sencillo hasta algún cuadro de pintura, o alguna actividad artística que usted domine.

Busque actividades que ofrezcan su municipio, DIF o alguna otra institución  de tu comunidad. También dentro de las prestaciones de tu empleo podrás buscar alternativas como campamentos de verano. Estas instituciones siempre ofrecen durante el verano una amplia gama de cursos, talleres y actividades para que los niños y adolescentes puedan recrearse, aprender y divertirse al mismo tiempo de desarrollar sus habilidades y compartir con otros niños de su edad.

Organice un día de campo o picnic, invita a algún amigo que les acompañe. No tiene que ser fuera de la ciudad ya que podría ser en alguna plaza o en el patio de tu casa en caso de ser apropiado. Incluso si la seguridad lo permite coloca una casa de acampar y duerman allí, observando el cielo y aprendiendo sobre estrellas y planetas.

En vacaciones tenemos varias opciones de entretenimiento, diversión y sobre todo actividades que educan a los niños y desarrollan habilidades personales en él. Las vacaciones deberán ser siempre periodos de descanso y recreación, aproveche el tiempo que tienen en común con su niño y disfrute de estos momentos.

Miriam Benítez González